Entrar
Facebook Google Yahoo

¿Se puede congelar?

Sí, claro. Se deja enfriar, se distribuye en recipientes que puedan ir al congelador, se tapa y se congela. Cuando se quiera consumir, sacarlo el día anterior a la nevera, o bien, meterlo directamente en el microondas en la opción de descongelar, y después calentarlo al gusto.

Algunos vídeos relacionados