Belleza, Cuidados naturales

Mascarilla para atenuar los poros dilatados

Se trata de una mascarilla muy sencilla y efectiva, que forma parte de los cuidados naturales caseros que podemos hacer de forma habitual. En este caso, utilizaremos harina de trigo para atenuar los poros dilatados.
Las pieles grasas, pueden realizarlo con zumo de limón, como extra añadido.

Esta mascarilla natural puede utilizarse tan habitualmente como se quiera, y recordad tumbarse y relajarse, sin gesticular, en el tiempo en que la mascarilla esté actuando.


Preguntas frecuentes

¿El agua a qué temperatura tiene que estar?

El agua que mezclamos con la harina, estará a temperatura ambiente, y el agua con el que nos aclaremos después será agua fría.

¿Una vez retirada la mascarilla, qué debo aplicar en el rostro?

Una vez retirada la mascarilla, y aclarada la piel con agua fría, aplicar tónico y después crema hidratante.

¿Por qué hay que retirar la mascarilla con una toalla o esponjita húmeda?

Se hace así simplemente porque al secar en la piel, es difícil de retirar sólo con agua.

¿Se puede aplicar por toda la cara u otras zonas de la piel?

Sí, siempre que respetemos la zona del contorno de ojos y boca, que son zonas donde la piel es muy sensible.

¿Dónde comprar la brocha para aplicar las mascarillas?

La compré en Coastal Scents. Es la “Foundation Concealer Brush Large” que en realidad es una brocha para aplicar la base fluída de maquillaje, pero no funciona bien porque deja rayas, en cambio me parece ideal para las mascarillas.

¿Las mascarillas naturales se pueden conservar de alguna forma?

Sí se pueden conservar en la nevera tapadas, durante 2 ó 3 días. Si lo hacemos, antes de aplicárnosla, comprobar siempre que huela bien y que no haya cambiado de aspecto. No obstante, lo mejor es calcular lo que necesitamos, y cuando las preparemos hacerlo con la cantidad adecuada para que no nos sobre.

¿Qué propiedades tiene la harina de trigo para actuar sobre los poros dilatados?

El fenómeno de los poros en la piel, cuando no es causa hereditaria, suele deberse a una falta de hidratación, que se acentúa con la edad.

El trigo, del que se obtiene por supuesto la harina de trigo, tiene múltiples propiedades beneficiosas para la piel, en concreto el gérmen de trigo es muy rico en minerales, como el zinc, y en vitaminas como la vitamina E tan importante y beneficiosa para la piel, y las vitaminas del grupo B. Además de dar luminosidad a la piel, la hidratan, lo que contribuye a su elasticidad y por tanto a la mejora de problemas como los poros dilatados 😉