Cocina y dietética, Recetas, Sopas

Sopa de pescado y marisco

¡Qué ganas tenía de compartir con vosotros la sopa de pescado y marisco de mi familia! La hacía mi abuela, después mi madre y ahora yo. Está muy rica y sabrosa, y aunque lleva un poquito de trabajo, es muy sencilla de hacer. Y lo más importante, no precisa de grande ingredientes, y yo creo nada tiene que envidiar a las sopas de marisco que llevan langosta, cigalas… En mi casa la comemos cada Navidad, y nos encanta. ¡Espero que os guste!

Preguntas frecuentes

¿Se puede utilizar otro tipo de pescado o marisco?
Claro, por supuesto, podéis añadir cualquier pescado o marisco que tengáis y guste en casa. Echadlo con el resto de pescado y marisco a cocer, y tratadlo igual, separando la parte comestible para añadirla a la sopa, de las pieles y espinas, que pasaremos por el pasapuré.
¿Se puede congelar?
Sí, siempre congelamos la que sobra porque la sopa de pescado aguanta pocos días en el frigorífico. Podéis congelarla en recipientes, y sacarla a la nevera el día antes, o bien descongelarla directamente en el microondas o en un cazo al fuego. Queda igual de buena que el primer día.
¿Qué se puede utilizar si no se dispone de un pasapuré?
Podéis utilizar un chino, y apretar con un mazo de mortero o con un cucharón de sopa.
¿Con estas cantidades para cuántas personas da la receta?
Esto como siempre, depende mucho de lo que comilones que sean las personas y de qué otros platos se vayan a poner en la misma comida, pero yo diría que para 10 personas está bien.
Recetas de sopas y cremas caseras fáciles y sanas