Blog

Pollo guisado (receta de madre)

El pollo guisado de mi madre es como un abrazo en forma de receta… El olor mientras se guisa me traslada a mi infancia y a aquella sensación tan agradable de la inocencia en la que nada malo podía pasar 😌
Hoy me he sorprendido al darme cuenta de que inconscientemente lo preparo algunos días y me refugio en ese abrazo que me lleva a la infancia 😌
Comparto la receta, porque creo que lo he hecho en mis libros, pero no por aquí, y de verdad os digo, que esta receta quiero que la tengáis siempre a mano ❤️
.
POLLO GUISADO AL ESTILO DE MAMÁ
Necesitamos:
1 pollo
1 cebolla
3 dientes de ajo
1/2 vaso de vino blanco
1/2 vaso de agua
Aceite de oliva virgen extra
Un manojo de perejil fresco
Sal
Y lo hacemos así:
Pedimos en la carnicería que nos troceen un pollo entero como para hacer al ajillo. Limpiamos los trozos de pollo, retirando toda la grasa visible y los salamos ligeramente. En una sartén con aceite de oliva virgen extra, freímos los trozos de pollo, dándoles la vuelta para que se vayan haciendo por todos los lados. A medida que vayan estando bien dorados, los sacamos y los vamos echando en la olla exprés. En la misma sartén, retirando la mayoría del aceite porque solo necesitamos un par de cucharadas, freímos la cebolla picada fina. Mientras se pocha, hacemos un majado en un mortero con los dientes de ajo, el perejil y un poco de sal. Agregamos el vino blanco al mortero y removemos.
Cuando la cebolla esté dorada, vertemos en la sartén el majado, removemos y echamos todo en la olla exprés sobre el pollo. Agregamos el agua y mezclamos. Cerramos la olla y cocinamos durante unos 25 minutos, en función de la olla.
Si preferís hacerlo en olla normal, añadid más agua, diría que un vaso y medio, y cocinad hasta que el pollo esté tierno.
.
Y ya está. Así de fácil, sano y, os prometo, que delicioso ☺️
.
La receta de mi madre es así, sin patatas, pero hoy, antes de cerrar la olla, he echado medio vaso de agua más y dos patatas que he hecho bolitas con un sacabocados, que era como nos las hacía siempre mi abuela Tatá, y me recuerdan a ella… para que el abrazo sea doble… 😌
Guardad bien esta receta, piñones, va mucho cariño en ella ❤️